viernes, 24 de julio de 2009

Notarías y Conservadores de Bienes Raíces

El autor de este blog, frente al local de la Notaría y Conservador de Bienes Raíces de Victoria, en Avenida Confederación Suiza N° 1070

En la búsqueda de información histórica o del antiguo patrimonio familiar no podemos centrar nuestra atención solamente en el Registro Civil chileno, si no que hay que utilizar los recursos que proveen las Notarías y los Conservadores de Bienes Raíces. Los Notarios son funcionarios responsables de dar fe pública de los actos y contratos efectuados ante él por las personas naturales o jurídicas. El documento legal se llama escritura pública y el conjunto de todos aquellos contratos y documentación anexa se denomina Protocolo de Instrumentos Públicos. A su vez, los Conservadores efectúan en los diferentes registros la inscripción de los títulos que le son presentados (las escrituras públicas notariales), o sea registran los bienes raíces (sitios, fundos, hijuelas o tierras). Existen registros de Propiedad, de Hipotecas y Gravámenes, de Prohibiciones e Interdicciones, de Prenda, de Comercio (para la inscripción de la constitución de sociedades, mandatos y poderes) y de Minas (para los descubrimientos de minas y propiedad minera). Los Conservadores de Bienes Raíces tienen existencia en Chile desde el año 1857, época en la que se reglamentó su función, en virtud de lo dispuesto en el artículo 695 del Código Civil chileno.

Local de la Notaría y Conservador de Bienes Raíces de Pitrufquén, calle Cinco de Abril N° 810

La figura del notario, también conocido como "escribano", ha estado presente en Chile desde la expedición que hizo a este territorio el conquistador don Pedro de Valdivia, en el año 1540. El escribano Juan Pinel, como ministro de fe, estampó el primer acto jurídico: la toma de posesión de estas tierras, para el reino de España. El 7 de marzo del año 1541 fue nombrado por don Pedro de Valdivia el primer escribano público, o "del número", de Santiago del Nuevo Extremo: don Luis de Cartagena. En el año 1559, el Gobernador de Chile don García Hurtado de Mendoza, crea la segunda escribanía, siendo nombrado don Pedro de Salcedo para servirla.

Local del Conservador de Bienes Raíces de Valdivia, calle Arauco N° 440

A modo de ilustración, y manifestar así la importancia de los registros notariales de Chile, transcribo aquí parte de dos documentos otorgados ante el escribano público de Santiago don Juan de la Peña, 1) con fecha 11 de mayo de 1565, y 2) con fecha 9 de noviembre de 1565:

1) "Sepan cuantos esta carta de venta vieren como yo Jorge Díaz, residente en esta ciudad de Santiago, otorgo e conozco por esta presente carta que vendo en venta real a vos Francisco de Salamanca, que estáis presente, es a saber un negro llamado Sebastián, criollo, de edad de veinte años, poco más o menos, el cual vos vendo por esclavo mío propio, libre de hipoteca e porque no es borracho, ladrón y huidor ni enfermo, ni tiene otra tacha, vicio ni enfermedad excepto los dientes comidos e por precio e cuantía de doscientos pesos de buen oro..."

2) "En la cibdad de Santiago del Nuevo Extremo, provincia de Chile, a nueve días del mes de noviembre de mil e quinientos e sesenta e cinco años, en presencia de mí el escribano público e testigos yuso escriptos, pareció presente Joan Lorenzo de León, mercader, e dijo haber recebido e que lleva en su poder de Jacobe de Jáurigui dos tejuelos de oro de Quillota para los llevar por él a la cibdad de los Reye que pesan setecientos y once pesos del dicho buen oro fundido e martcado con la marca real, para se los emplear en la dicha cibdad de los Reyes en las mercaderías e cosas conforme a una memoria firmada del dicho Jáurigui y empleados traérselos o enviárselos en el navío o navíos e con la persona o personas que le pareciere, a costa y riesgo del dicho Jacobe de Jáurigui, registrados. Siendo testigos Hernando Alonso y el capitán Guillermo de Ocampo e Francisco Gómez de las Montañas y el dicho Joan Lorenzo de León, aquien yo el escribano doy fe que conozco, lo firmó de su nombre. Joan Lorenzo de León. Pasó ante mí, Joan de la Peña, escribano público."

Como es posible observar, al leer los contratos efectuados por las personas ante los Notarios (aún hasta nuestros días) podremos encontrar profesiones, domicilios y muchos otros datos de gran valor para la investigación histórica familiar.

En el siguiente link de la Asociación de Notarios y Conservadores de Chile, es posible encontrar a todos sus asociados, por región.

miércoles, 22 de julio de 2009

Archivos históricos e historia familiar

Un recurso importantísimo en Chile, para la investigación histórica sobre nuestra familia, lo constituyen los Archivos que contienen documentación oficial del gobierno del país o de una región en particular y que, además, resguardan la documentación de los Notarios y Conservadores de Bienes Raíces. Uno de estos organismos, y al que agradezco su importantísimo aporte de información para el conocimiento de mis antepasados, es el Archivo Regional de La Araucanía, ubicado en calle Lautaro número 1171 de la ciudad de Temuco.

Edificio del Archivo Regional de La Araucanía

El Archivo Regional de La Araucanía fue organizado en Temuco en el año 1997, "para conservar en la región los registros que de otra manera deberían ser enviados a Santiago", y es una dependencia del Archivo Nacional, institución del Estado de Chile que es dependiente de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM), la que a su vez depende del Ministerio de Educación, según Decreto con Fuerza de Ley número 5.200 del año 1929 que estableció sus funciones. Estos Archivos tienen como misión "reunir, organizar y preservar el patrimonio documental producto de la gestión del Estado y de la acción privada, con el fin de facilitar a la comunidad nacional el acceso a la información política, administrativa, jurídica e histórica que dichos registros contienen...".

Mediante su catálogo me fue posible encontrar allí, hace unos meses atrás, la Memoria del año 1908 del antiguo Ministerio de Relaciones Exteriores, Culto y Colonización, en cuyo tomo se haya un informe del inspector de colonización con la situación de la Colonia Nueva Transvaal de Gorbea y que incluye la nómina de los colonos que la ocupaban hasta esa fecha. Con inmensa alegría en aquel documento encontré a mi bisabuelo, su familia y los bienes y estado de la hijuela de terreno que el Fisco de Chile les había entregado hacia fines del año 1903, en aquella zona de colonización. También, tras la revisión de libros índices del protocolo de instrumentos públicos de la Notaría de Nueva Imperial, hallé la adquisición, por parte de mi abuelo paterno, de un bien raíz ubicado en la zona costera de Araucanía. Este inmueble no estaba incorporado en el inventario de los bienes quedados al fallecimiento de mi abuelo, quien falleció en el año 1955.

Quien desee conocer algo del historial partimonial de sus ancestros también deberá investigar en estos Archivos, que proveen más información de la que se puedan imaginar.

jueves, 2 de julio de 2009

"Centro de Historia Familiar": un muy buen lugar para empezar tu genealogía

Si personalmente deseas realizar el emocionante y exquisito trabajo de investigación de la historia de tu familia, te aconsejo puedas acercarte a alguno de los cientos de Centros de Historia Familiar que hay disponibles en casi todo el mundo. Son oficinas que funcionan dentro de alguno de los edificios de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, con el fin de ayudar a la gente a buscar los registros de sus antepasados.
"Todos los centros tienen un personal de voluntarios dedicados que pueden ayudarle a usted a comenzar a investigar su historia familiar."
"Todos los Centros de Historia Familiar coordinan sus esfuerzos con la Biblioteca de Historia Familiar de Salt Lake City , Utah, la cual posee mas de dos millones de rollos de microfilms, los que contienen copias de los registros originales de más de cien países. Estos incluyen registros demográficos, de censos, parroquiales, de propiedad, de testamentos autenticados y otros registros de valor genealógico. Esta amplia colección de microfilms ha sido adquirida gracias a la cooperación de gobiernos, así como de iglesias y de conservadores individuales de registros de todo el mundo. La copia original de cada microfilme se almacena en las Bóvedas de Granito, lugar ubicado en las afueras de Salt Lake City. Las copias de estos microfilmes están a su disposición - gratuitamente - a través de los Centros de Historia Familiar ubicados en todo el mundo."
Para localizar el Centro de Historia Familiar más cercano necesitarás indicar tu país (country)y la localidad en la que resides o una ciudad principal (city), buscándolo aquí.

video