viernes, 9 de abril de 2010

Preservar nuestros archivos personales

Archivo Regional de la Araucanía, tras el terremoto del 27/2/2010

Archivo Regional de la Araucanía, en demolición por daños estructurales

Los agentes que tienen que ver con la destrucción de los registros vitales de los seres humanos han estado, están y seguirán estando presentes. La natural degradación de los soportes en que se encuentren los registros, el almacenamiento descuidado, los accidentes, la acción de la naturaleza y hasta la intencionalidad para provocar la desaparación de la infomación de los seres humanos han destruido una inimaginable cantidad de historia personal, familiar y social durante todas la épocas de la humanidad. Para un investigador todo aquello hace casi imposible el efectuar la construcción genealógica o una reconstitución o reconstrucción histórica.

Guerra Civil española (1936-1939) - quema de archivos parroquiales

Con lo ocurrido en el pasado ya casi nada se puede hacer, pero ¿hay algo que podamos realizar ahora para la preservación de la información documental? Aquí doy unos consejos para quienes deseen guardar y conservar la información demográfica e histórica de la familia:
  • Obtenga fotocopias, escanee sus originales de fotografias, certificados y de todo otro documento en papel y grábelos en discos (Cd).
  • Cuando la información esté en poder de otra persona, o de un Archivo público o privado, solicite autorización para escanear, fotografiar o pida fotocopias. Una persona, un Archivo o Biblioteca no están exentos de tener destrucción o pérdida de documentación.
  • Si desea preservar, "invierta" dinero en ello. Guardar lo que se ha encontrado no es un gasto; mañana será tarde...
  • No sea egoísta. Nunca sea usted el único en tener los archivos documentales. Comparta copias de cada antecedente o registro con varios integrantes de su familia inmediata y más lejana. Si se llegaren a destruir los suyos, alguien más tendrá la información.
Los últimos acontecimientos ocurridos en el sur de Chile (terremoto y tsunami) nos hace meditar que hay que utilizar las actuales tecnologías para la conversión de los soportes antiguos a medios audiovisuales modernos. Los siguientes ejemplos dan cuenta de ello: mi fallecido padre guardaba entre sus pertenencias un certificado de nacimiento de su madre, otorgado por el Oficial del Registro Civil de Bulnes (provincia de Ñuble). El importante documento contiene muy notorias manchas de agua y la antigüedad de aquel estaba deteriorándolo. Lo puse en mi escáner y así he guardado copia digitalizada en el disco duro de mi computadora y, además, lo tengo en un archivo en un Cd. La misma operación efectué con los restos de un antiguo carné de identidad de mi abuela. En el pasado, el agua destruyó en gran parte ese valioso documento, desapareciendo la fotografía y trozos con información. ¡Una gran pérdida!


Finalmente, para el rescate de registros soportados en papel, pueden leer un Instructivo del Archivo Nacional de Chile, para el secado de documentos afectados por agua y/o microorganismos aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hacer un comentario interesante o una pregunta